Bodas con Buen Gusto (PARTE 3)

16/07/2016 Boda

Boda con buen gusto en CateringCatering

Programar el servicio de comida. Para esto, se empieza con pasapalos fríos y puede continuar con dos o tres pasapalos calientes, para luego disponer las estaciones de comida.

Paladares satisfechos. La cantidad de lo que se sirva dependerá de la duración del evento. Si será hasta el amanecer prevea un desayuno, probablemente con platos tradicionales. Cuando solo se ofrezcan pasapalos, se aconseja como mínimo 25 por persona.

Incluya los miniplatos. Las pequeñas porciones de platos son una buena opción en su evento. Acá se incluyen ciertos tipos de pasta, risottos y carnes. Si se sirve en un área lounge o mesa coctelera prefiera aquellos que se puedan degustar únicamente con tenedor como ensaladas, tortelones o raviolis. No se recomiendan pastas largas con salsas que tienden a salpicar.

Se recomienda servir la comida mientras esté el DJ y no durante la música en vivo, cuando generalmente los invitados están bailando.

Considere los gustos de sus invitados. Para el servicio de comida tome en cuenta si alguno de los asistentes es alérgico a algún alimento o si solo gusta de determinada bebida. Igualmente, asegúrese de contar con stock suficiente. De esta forma, nadie se sentirá desatendido.

Sin tropiezos. Para evitar tropiezos con los mesoneros es importante una colocación estratégica del mobiliario para que se pueda transitar. Se sugiere la ubicación de dos barras de bebidas: una cerca de la pista de baile y otra en un punto opuesto a la tarima. Esto, además, optimiza el trabajo de los mesoneros.

Cortar la torta de bodaTortas

Con antelación. Mientras más tiempo disponga para elegir la torta de bodas  mucho mejor. Esto le permitirá asistir a degustaciones y probar rellenos y combinaciones.

Menos es más. Una torta elegante no es la más ostentosa. Con un diseño sencillo puede ser llamativa y vistosa. No la recargue de accesorios ni exagere en la cantidad de rellenos.

Dulce celebración. No olvide poner una mesa solo para dulces. En estas abundan chocolates, chupetas, candy bar con caramelos de colores, etc. El cálculo promedio es de entre 5 y 6 dulces por persona.

El momento de picar la torta es importante. En lugar de dejarlo para el final, antes de que retiren los invitados, puede servirla poco antes de la Hora Loca. Si los nuevos esposos desean morderla para fotografiarse, se recomienda hacerlo en una pequeña torta hecha para ese instante, no en la que se ofrecerá a los asistentes. No se estila el dije dentro, ya que se entrega a la ganadora del bouquet.

 

Te gustó el artículo? Compártelo!

A %d blogueros les gusta esto: