Casa de Bodas

Bodas con Buen Gusto

02/07/2016 Boda
Bodas con Buen Gusto parte 1

Bodas con buen gusto (parte 1)

InvitacionesInvitaciones

Envíelas con antelación. Tres meses antes de la boda como mínimo tiene que empezar a enviar las invitaciones. Estas deben cumplir con ciertas características esenciales: formato grande, color blanco, letra estilo inglés y negra, escrita a mano, nunca a computadora.

Si se trata de un familiar o de alguien de confianza, no deje de mandarla alegando que se acabaron. Se suele envolver en celofán para protegerla del sucio o impedir que se maltrate, pero tenga presente quitar la envoltura al entregarla; de no hacerlo, la invitación pierde elegancia.

La abreviatura francesa R. S. V. P. (con el significado de Responder, por favor) en la tarjeta, indica que debe confirmarse la asistencia al evento, ya sea por teléfono o por e-mail , datos que tienen que estar en la invitación.

No pida regalos. No es bien visto que los novios pidan dinero para su boda, y en el más estricto protocolo, tampoco incluir tarjetas de lista de obsequios. Si el invitado desea hacer un regalo, resulta más apropiado contactar por vía telefónica o correo a los padres y preguntar sobre gustos o necesidades. Después de la celebración, los esposos no deben olvidar agradecer a los invitados la asistencia a su boda o el recibimiento de algún obsequio.

Maquillaje

maquillaje-boda-paso-a-paso

Hidratación. Una semana antes de la ceremonia se aconseja que la novia se aplique un tratamiento para hidratar su rostro. Hacerlo con menos tiempo de anticipación contribuye a que los poros se abran. Incluso, hasta el día de la boda procure usar vaselina o crema hidratante en los labios. Una semana antes, la novia también debe hacerse el delineado de las cejas para que luzca aún mejor el maquillaje.

Hacer pruebas antes de la boda. No solo es una forma de entablar empatía con el maquillador y escoger el tipo de maquillaje acorde a su estilismo; también, para evitar reacciones alérgicas a algún producto el día del evento. Este mismo paso se recomienda con el estilista.

No recargar. Escoja colores pasteles, tonalidades tierra o doradas.

Cuide los retoques. Es importante contar con un labial y polvo traslúcido para reaplicar durante la fiesta y la sesión de fotografía. Se aconseja comprar el mismo tono de labial con que la novia sea maquillada para que luzca siempre el mismo color.

 

 

Te gustó el artículo? Compártelo!