Casa de Bodas

La lista de bodas

16/11/2017 Boda
casa-de-bodas-lista

Desde los deseos más clásicos hasta los más insólitos, pasando por pequeños cheques o un viaje de novios de ensueño, ¡todo es posible!

El principio

  • Es muy simple y ¡se parece a la carta a los Reyes Magos! Se pone todo lo que se quiere ¡pero sin garantía de recibir todo!
  • Si acudes a una firma especializada que ofrezca este servicio, deposita un inventario de todo lo que te gustaría. Tus invitados sólo tienen que seleccionar el objeto de su elección y pagar la suma correspondiente.
  • Gracias a Internet, puedes consultar regularmente el estado de las compras y saber quién ha comprado cada cosa.

A saber

  • La mayoría de las tiendas permiten cambiar de opinión y poder destinar la suma de dinero gastada a otros productos distintos de los seleccionados originalmente.
  • Numerosas firmas proponen más servicios si se realiza la lista con ellos: ofertas, facilidades de pago en grandes compras, resumen de gastos, cheques-regalo, entrega gratuita…
  • Los operadores turísticos ofrecen a menudo una reducción importante (la novia paga la mitad de la tarifa) y/o servicios añadidos (en la clase del avión, excursiones ofrecidas).

Las 7 reglas de oro

  1. Mantén el espíritu práctico
    Es el momento de redactar la lista de las cosas que realmente te hacen falta. ¡Incluso aunque encargar una nueva tostadora no sea muy glamuroso!
  2. Piensa en todos los presupuestos
    Todos los invitados no son millonarios y no se trata de ponerlos en un compromiso poniendo en la lista únicamente objetos de más de 100 euros.
  3. Date algún capricho
    Aprovecha para cometer alguna locura. Los generosos invitados podrán juntarse entre ellos para comprarte el último grito en pantallas extra planas del que te has encaprichado.
  4. ¡Sé ambiciosa!
    Prevé siempre más regalos que invitados. Multiplicando la oferta no impondrás a tu gente que tenga que seleccionar el último objeto que quede… ¡Que siempre será el más caro o el menos glamuroso!
  5. Sé educada
    No te olvides de dar las gracias. Lo ideal es enviar un pequeño mensaje personalizado conforme vayas recibiendo los regalos.
  6. Mantén el sentido del humor
    Siempre habrá detractores a la lista de boda. Da las gracias a pesar de todo con una sonrisa en la boca por el horroroso vaso de boñiga de camello, ¡traído de Egipto!
  7. Multiplica las posibilidades
    Nada te impide depositar varias listas en diferentes firmas especializadas en distintos sectores (muebles, electrodomésticos, viajes…).

¿Cómo decirlo a los invitados?

El mejor medio es dejar que los invitados se pongan en contacto contigo para pedirte esa información. También puedes decírselo a tus familiares o amigos más cercanos (padres, testigos) para que pasen el mensaje.

¿Cómo pedir dinero?

  • Es una cuestión complicada, no suele ser muy delicado pedir que te den dinero.
  • Si te preguntan lo que deseas recibir como regalo por tu boda, haz saber que colocarás una urna a la entrada del salón del banquete para recoger “los sobres”, fórmula “políticamente correcta” para decir: ¡dinero, dinero!
  • El gran día no olvides preparar un bonito receptáculo (un vaso, una caja decorada, una papelera) con una pequeña etiqueta “Vivan los novios”. ¡El mensaje no podría ser más claro!
  • No dejes jamás las ofrendas sin vigilancia.
  • Deposita lo más rápidamente posible los cheques en vuestra cuenta con el fin de que los gentiles donantes no se lleven una sorpresa varios meses después…
  • En el momento de los agradecimientos, habla simplemente de gesto generoso sin precisar el monto, pues no sería muy elegante.

A cada uno su lista

¡Partes de casi nada y necesitas de casi de todo!

Redacta la lista de tus necesidades más urgentes y después llévala a los grandes almacenes, las tiendas especializadas o las grandes superficies.

Estos profesionales de la lista de boda sabrán guiarte paso a paso y estarás segura de no haberte olvidado nada. Estas firmas tienen la ventaja de proponerte todo en una única lista: vajilla, muebles, ropa de casa, viajes, productos culturales, material de alta tecnología…

Te gustó el artículo? Compártelo!